Carnosina y diabetes

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa de la sangre están muy altos. La glucosa proviene de los alimentos que consumimos. La insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía. En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina. En la diabetes tipo 2, la más común, el cuerpo no produce la insulina en cantidades suficientes o no usa la insulina de manera adecuada. Sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre. La diabetes mellitus no es un trastorno simple, es un conjunto de trastornos metabólicos relacionados con la hiperglucemia, causada por la alteración en la secreción de insulina y / o bajo el efecto de la insulina. La exposición a la hiperglucemia crónica puede provocar las complicaciones micro-vasculares en la retina, los riñones y el sistema nervioso periférico.

Los estudios demuestran que los diabéticos y las personas en el estado prediabético tienen concentraciones bajas (63% bajo los niveles normales) de la carnosina en las células musculares y cerebrales. En las personas obesas que utilizaron Karnozin Extra se ha demostrado la disminución de los niveles de azúcar en la sangre.

El estrés oxidativo se ha identificado como el mecanismo de deterioro de las células y la disfunción en distintas enfermedades. El conocimiento contemporáneo de los cambios metabólicos relacionados con el desarrollo de resistencia a la insulina se ha concentrado en el papel del estrés oxidativo y su interacción con los procesos inflamatorios a niveles de tejido y organismo. El estrés oxidativo relacionado con la obesidad es un factor importante que contribuye al desarrollo de resistencia a la insulina en los adipocitos (las células del tejido adiposo o graso), así como en los miocitos (las células del tejido muscular). Luego, el estrés oxidativo está relacionado con la disfunción mitocondrial y se considera que la irregularidad en el funcionamiento de las mitocondrias juega un papel en los defectos metabólicos relacionados con el estrés oxidativo. Entre distintos efectos del estrés oxidativo, la carbonilación de proteína es identificada como el mecanismo potencial en la base de la disfunción mitocondrial. Karnozin Extra es un suplemento dietético que protege las células del estrés oxidativo con distintos mecanismos, incluyendo su efecto antioxidante y anti-carbonilación en el nivel de las mitocondrias.

No cabe duda de que todos los diabéticos conocen HbA1c. Se trata de hemoglobina glucosilada, que ofrece informaciones sobre los niveles de glucosa en la sangre durante los últimos meses. Los estudios más recientes demuestran que el efecto más importante de la carnosina es probablemente el efecto anti-glicación.

La diabetes intensifica el proceso de glicación y este es uno de los motivos (pero no el único) por los cuales las arterias de los diabéticos se hacen más susceptibles al engrosamiento de sus paredes y consecuentemente al desarrollo de aterosclerosis. La aparición de la aterosclerosis en los pacientes con diabetes es tres veces más común que en los que no sufren de esta enfermedad. Lo mismo ocurre con la incidencia del infarto de miocardio y los trastornos cerebrovasculares.

Karnozin Extra regula el nivel de azúcar en la sangre mediante el receptor H3 del sistema nervioso autónomo (vegetativo). Las pruebas hechas en los animales han demostrado que las ratas preñadas y con deficiencia de la carnosina tienen mayores probabilidades de engendrar  crías con diabetes. Este hecho se explica por el efecto de la carnosina que mejora la tolerancia a la glucosa en el feto. De este modo la carnosina como suplemento puede resultar significativa para las madres que sufren de diabetes, dado que reduce el riesgo de que sus hijos contraigan esta enfermedad.

La suplementación con la carnosina protege a los pacientes de la nefropatía diabética. Los estudios llevados a cabo en las ratas por el equipo de científicos japoneses han demostrado la posibilidad del uso de L-carnosina con el fin de reducir el nivel de glucosa en la sangre mediante la regulación de actividades de los nervios autónomos. KarnozinExtra tiene efecto anti-glicación e inhibe las complicaciones secundarias relacionadas con la diabetes.

Del mismo modo que estabiliza el azúcar en la sangre de los diabéticos, la carnosina también protege de varias complicaciones de la diabetes, como son el daño de los órganos, la pérdida de oído, la osteoporosis, los problemas de visión, el daño en el corazón y muchos más. Los diabéticos con frecuencia tienen neuropatía periférica – condición en la que se producen los daños de los nervios de las extremidades (en las manos, los pies y los brazos). La carnosina puede prevenir el dolor relacionado con esta condición.

KarnozinExtra es útil para todos tipos de diabetes, porque reduce el riesgo del desarrollo de las complicaciones de la diabetes, como por ejemplo las enfermedades de corazón y las enfermedades cerebrovasculares, las aterosclerosis, las enfermedades de riñones y ojos.

Qué es la glicación?

El proceso llamado la glicación (glucosilación) se está realizando en nuestro cuerpo entero en cada momento. Esta reacción puede describirse como la adhesión de la molécula de proteína a la molécula de azúcar (glucosa), seguida por la formación de las estructuras dañadas y no funcionales. Este proceso de glicación cambia la estructura de la proteína y reduce la actividad biológica de la misma. Las proteínas glicosiladas, acumuladas en los tejidos afectados, son unos claros indicadores del trastorno. Muchas enfermedades relacionadas con el envejecimiento, como por ejemplo la aterosclerosis, la catarata y algunas enfermedades neurológicas, al menos en parte pueden atribuirse a la glicación.

Karnozin Extra, que previene la glicación, juega un papel importante también en la eliminación de las proteínas glicosiladas. La llamada carnosilación – el proceso de adhesión de la carnosina a la molécula desnaturalizada, permite la eliminación de las proteínas glicosiladas de las células.

La glicación, conocida en la bioquímica como la reacción de Maillard entre las proteínas y la glucosa, se considera como un factor importante en el envejecimiento, en las complicaciones producidas por la diabetes, y probablemente en los tumores malignos. La glucosa es el “alimento” de la glicación, la adhesión maliciosa de proteína/glucosa es acompañada por la creación de los radicales libres, lo que produce los “PGA” (los productos finales de la glicación avanzada). Cuando se forman los “PGA”, ellos reaccionan en contacto con las vecinas proteínas y forman unos entrecruzamientos patológicos (cross-links), que causan el endurecimiento y la rigidez del tejido. El objeto de los debates contemporáneos es el hecho de que ninguna molécula no tiene una influencia tan importante, pero posiblemente tóxica, sobre las proteínas como los “PGA”. Los diabéticos forman cantidades enormes de los “PGA” mucho antes que las personas sanas. Este proceso produce molestias en los órganos cuyo funcionamiento depende de la flexibilidad. Está probado que los procesos de glicación de forma autónoma producen el “endurecimiento” de las arterias en los diabéticos. Los “PGA” inician toda una serie de procesos destructivos cuando se adhiere a las estructuras celulares relacionadas. Uno de los resultados es el aumento de la creación de los radicales libres por unos 50. De ahí, la diabetes es en realidad una enfermedad que acelera el envejecimiento y es la fuente de los “PGA”. En este caso son particularmente afectados las arterias, el cristalino  y la retina del ojo, los nervios periféricos y los riñones. Impedir la glicación significa que los daños acompañados por los cambios inflamatorios y degenerativos sean aliviados. Los ratones con diabetes no tratados con los inhibidores de glicación presentan daños dos veces más grandes en los glomérulos de los riñones causados por los “PGA” en comparación con el grupo de control tratado con estos inhibidores.

La suplementación con los inhibidores de glicación puede permitir la prevención de muchas deviaciones que acompañan el proceso de envejecer. Dado que contiene estructuralmente los lugares atacados por la glicación, la carnosina tiene que ser sacrificada para proteger su meta. La carnosina, además, apoya las vías proteolíticas, es decir la eliminación de las proteínas dañadas, innecesarias y con frecuencia nocivas.

Por esto, Karnozin Extra con su efecto anti-glicación puede ser útil en la prevención y el tratamiento de las complicaciones producidas por la diabetes, como por ejemplo la catarata, la neuropatía, la aterosclerosis y el fallo renal.

El investigador J. Vinson (Universidad Granton, EEUU) ha estudiado la capacidad de la carnosina para inhibir la glicación de proteína y la formación de los PGA. Los resultados de este estudio han demostrado que la carnosina es un antioxidante in vivo muy importante. Aunque el mecanismo de la inhibición todavía no tiene explicaciones, se ha demostrado que la carnosina es un antioxidante y / o se adhiere a los azúcares. Como resultado, la formación de los productos PGA y los productos de Amadori está inhibido. Vinson recomienda que la carnosina pueda utilizarse como el medicamento para reducir la glicación en las células.